Comercio Comunitario

El comercio justo posibilita  vincular a los productores  y consumidores desde una  relación de solidaridad y equidad y teniendo la reducción de la pobreza como fin.

Gracias a estas nuevas relaciones de producción y comercio, millones de campesinos y artesanos pueden vender su mercancía en unos mercados que de otra manera les excluirían de una manera rotunda.

Desde la Fundación Edera Hélix promovemos las relaciones de comercio justo basándonos en cinco criterios:

  • Desarrollo sostenible.
  • Igualdad de género.
  • Condiciones laborales dignas.
  • Ausencia de explotación infantil.
  • Respeto a la cultura de la que es originaria el producto.

En la Fundacion Edera Hélix  promovemos el comercio justo ayudando a las comunidades empobrecidas o vulnerables a vender sus productos sin la necesidad de intermediarios. Nuestra contraparte son mujeres rurales, grupos de jóvenes en formación profesional o colectivos con discapacidad.

Apoyamos buscamos integrales que posibiliten el desarrollo de comunidades a través de actividades productivas que realizan mujeres y hombres comprometidos con su mejor calidad de vida y de la su comunidad.

Artesanías, agricultura ecológica, textiles o pequeñas industrias de alimentación son ejemplo de proyectos que han hecho posible mejorar el ingreso familiar y comunitario pues una parte de los beneficios ha de reinvertirse en proyectos de bienestar comunitario.